Cómo rechazar educadamente

En el fondo, está en la naturaleza humana ser querido y buscar la afirmación de los demás. Desafortunadamente, por mucho que lo intentemos, a veces tenemos que discrepar o negarnos a hacer algo y decir que no a la persona que está al otro lado. Esto puede ser increíblemente difícil para aquellas personas que temen a respuestas negativas y desean ser queridas por todos. Aquí se presentan unos pocos consejos sobre cómo rechazar de manera educada, bien sea por cuestiones de trabajo como atención al cliente o por cualquier otra situación diaria.

Esto funciona para emails, conversaciones de la vida real, en el teléfono, en una aplicación de chat, o en cualquier otra situación en donde tenga que rechazar la petición de alguien.

Discúlpese primero

Quizá parezca un consejo un poco raro, especialmente si, siendo objetivos, no ha hecho nada malo. Sin embargo, pedir disculpas antes de decir que no, tienes ciertos beneficios. Primero, le hace saber a la otra persona que hay malas noticias en camino. Segundo, está mostrando empatía, lo cuál puede suavizar hasta los golpes más duros. Así es cómo se rechaza de manera educada.

No se vaya por las ramas

Si da una respuesta elaborada en contestación a la pregunta de alguien, simplemente para rechazar su súplica, pueden suceder dos cosas.

Una, quizá piensen que está mintiendo por lo detallada que está la respuesta.

Dos. hallarán la manera de que diga que sí, encontrando una debilidad en su respuesta.

Por tanto, en lugar de tomarse diez minutos para explicar por qué está diciendo que no, hágalo rápido y sin dolor. Será más honesto y habrá menos posibilidades de que surja alguna discusión más adelante.

Así que, en lugar de: “Perdona, pero no te puedo llevar en coche a la estación mañana porque mi hija tiene clases de natación y si se las pierde, sus posibilidades de ir al campeonato del estado estarán en riesgo.

Simplemente diga…

Use palabras reales

A veces, endulzar las cosas puede causar más daño que beneficio. En lugar de encontrar formas de amortiguar el impacto, sigua adelante y use un argumento real con la persona a la que se dirije.

De esta forma, la persona que está a la escucha no tendrá ninguna duda de su respuesta negativa. Es la solución más fácil de todas, pero también la más arriesgada porque puede resultar tajante o demasiado directo.

Diga NO dos veces, si tiene que hacerlo

A veces, la gente seguirá insistiendo después de escuchar cómo rechaza la primera vez. Podrían pensar que es posible hacerle cambiar de idea o que después de intentar convencerle, quizá se rinda. De forma simple (y educada) reafírmese en su respuesta negativa.

Remítalos a otra persona

Una situación en la que las personas no tienen ningún problema de escuchar un no, es cuando los remite a otra persona que quizá sea de más ayuda. De esa manera, no pensarán que ha sido un rechazo, sino más que una ayuda para conseguir lo que realmente necesitan. Por supuesto, primero, asegúrese de que la persona a la que los está redirigiendo pueda llevar a cabo la tarea en cuestión.

Hágales ver su petición

Hablando de empatía, una de las mejores tácticas para huir de una respuesta negativa es asumir la misma posición de ellos. Si es una situación difícil (o una persona) a la que se está enfrentado, esto puede ayudar para que su respuesta no resulte tan negativa. Justo como en el supuesto anterior, de primeras sea cordial antes de rechazar.

Ofrezca una alternativa

Claro, no obtener una respuesta no sentará muy bien a la persona situada al otro extremo. Sin embargo, si le brinda una alternativa que parezca igualmente buena, probablemente aceptarán el rechazo mucho mejor.

No siempre es una posibilidad, ya que a veces no hay alternativa. Además, tendremos en cuenta que dar una alternativa puede ocasionar una discusión innecesaria.

Contacte de nuevo con ellos

Con frecuencia, la petición simplemente no puede ser llevada a cabo de forma inmediata. Quizá no sepa si esto es posible, necesite la autorización de otra persona o podría ser algo completamente diferente. En estas situaciones, dígale a la persona que lo comprobará y se volverá a poner nuevamente en contacto con ella más adelante. Por supuesto, Asegúrese de volver a contactar con ellos.

Ejemplo Real:

¿Cómo rechazar una invitación?

Echemos un vistazo a ejemplos específicos. ¿Cómo rechazar una invitación de boda? Si no puede asistir a una boda o quizá no desee ir a una, con frecuencia, ingeniárselas para saber cómo rechazar de manera educada una invitación de bodas puede ser algo arduo.

Cómo rechazar una invitación de bodas. Muestras:

Conclusión

Decir que no o rechazar de manera educada es una de las cosas más difíciles de hacer, no importa la situación, la persona, o el idioma. Este par de consejos le ayudarán a decir que NO, de manera más fácil y evitar situaciones incómodas con la persona situada al otro extremo.

Descúbralo por si mismo

El conocimiento es poder, pero solo cuando es puesto en práctica. Pruébelo todo en nuestra academia dentro de LiveAgent.

Try out LiveAgent for FREE

Handle all customer inquiries from one interface. Start improving your customer service with a 14-day free trial right away!

FREE TRIAL

Volver a la academia

Nuestro sitio web usa cookies. Al continuar asumimos que da permiso para desplegar cookies como está detallado en nuestra política de privacidad y cookies.